♠ JOVEN SANADOR ♠ Buenos Aires
  Mensajes del Maestro
 
¿Quién llena mi soledad?

       
 
 
La mayoría de las personas vive deseando sólo lo que ven los sentidos afuera. ¿Qué ropa compro hoy en el shopping?, o ¿quién me amará esta noche aunque sea por un rato?, o ¿quién vendrá a mi vida? Será, quizás, quién llenará los huecos de mi carencia; mi propio vació. Ya no importa que "yo llegue" a mi vida; lo más importante para mí es que "otro llegue" y oculte un poco mi vacío existencial.

Tantos seres divinos llaman a ese momento "la noche oscura del alma"; significa que en un punto el desánimo es tan grande, que es una maravilla la oportunidad que se te presenta. Porque es sólo desde el desánimo, cuando el mundo ya no nos satisface, cuando comprendemos que "nada ni nadie" llena nuestra vida, sino aparecemos nosotros mismos en ella, que podemos empezar a encontrar la verdad.

Entonces ahí se encuentra la gente que dice: "¿que hago ahora? No me quiero ir sin haber vivido primero, quiero descubrir por qué y para qué estuve acá, quiero el argumento de la historia, quiero ser el dueño de lo que me quede de vida". Esas personas están listas para dar ese salto cuántico; o lo que tantos maestros en el transcurso de los siglos refieren como "has llegado hasta el umbral".


Que hay despues del umbral o lo que sigue, es algo que solo tu podras mirar, yo solo puedo acompañarte, soy el Joven Sanador y voy a iluminar tu camino, para que llegues en plenitud.






¿Cómo cura el amor?      
 
 
Anterior hable del amor incondicional como la más poderosa de las técnicas. Tan simple y al mismo tiempo tan difícil para aquellos que buscan, desesperadamente, métodos iluminatorios y mejor si son complejos o exóticos.
La energía del universo es amor en acción, si nos abrimos en forma consciente a esa fuerza, toda nuestra energía se potencia, y lo primero que sana, es el cuerpo físico. Sólo se necesita amor incondicional, gratitud por la vida, entusiasmo, y una sensación de calma dichosa. Si sientes amor incondicional, todos los chacras se abren. Todos los chacras se abren en el mismo lugar, al mismo tiempo, al mismo nivel. Se abriría todo de un mismo modo energéticamente, con la manifestación constante del amor incondicional. Amor por Uno primero, y por ese Uno manifestado en todo lo que se presenta ante nosotros. Se llega a esa sensación bendita de que no hay más separación, sólo unidad. Todo es Uno. Un hombre dijo: "Quiero abrir los chacras porque así puedo tener poder".

"¿Para qué quieres tener poder? ¿Qué quieres hacer con ese poder?", se le preguntó. "Puedo mostrar a la gente que todo esto es verdad", dijo enfáticamente. La típica respuesta del ego, escudado en lo espiritual. La individualidad expresada. Entonces se le dijo: "¿No sería mucho mejor que vivieras tu vida con amor incondicional y genuino? ¿No sería eso mucho más real?".

Honestamente, parece que es un viaje de ego. ¿De qué poderes hablamos? ¿Qué poderes pretendemos poseer, con la excusa de ser mejores personas? Todo viene desde el amor incondicional. Cuando amamos de verdad somos invencibles. Si esos poderes te vienen naturalmente desde un estado meditativo, maravilloso, los vas a usar desde el amor, no vas a tener que publicarlo ni contarlo a alguien. Puedes sanar a alguien con solo tocarlo, mirarlo, sentirlo, sin tener que darle una tarjeta de presentación que diga que eres sanador, sabio o maestro. El amor incondicional es el poder supremo. El poder natural. El único verdadero que cuenta. Hasta cada instante.

Cuando estes sola y no tengas con quien jugar
El Joven Sanador es la mejor opción

 
  JOVEN SANADOR Copyright © 2009  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=